Yoga


La práctica de yoga es una disciplina donde ejercitas el cuerpo y la mente proporcionando control, estabilidad y equilibrio en posiciones complejas. Dependiendo del objetivo, puedes mejorar el rango de movimiento y la fuerza física a través de movimientos controlados que junto a la respiración, en la vida de un deportista, te hace mejorar el rendimiento.

 

Esta actividad produce un gran cambio en quienes lo practican porque las asanas lubrican los órganos, mejoran la circulación sanguínea y la flexibilidad muscular, y ayudan a que las articulaciones, los músculos y otras partes del cuerpo funcionen correctamente. Hacer yoga de forma habitual proporciona energía y mejora la salud, fortalece y estira la musculatura de todo el cuerpo, corrigiendo problemas posturales y previniendo patologías de espalda y articulares.

 

El yoga dinámico es una modalidad derivada del Hatha Yoga. En él, las asanas se conectan al son de la respiración y el movimiento. A nivel físico, supone un entrenamiento intenso ya que trabaja la fuerza y la flexibilidad, y la concentración es básica para avanzar el conocimiento del propio ser en todos sus niveles: físico, emocional, mental, espiritual.